5 elementos para decorar con estilo escandinavo

Sueños nórdicos en casa

Uno de los estilos que más nos gusta, es el estilo nórdico -también llamado escandinavo- que surgió en Noruega, Suecia y Dinamarca, y que se ha vuelto sumamente popular en los últimos años. Se caracteriza por seguir la línea de la decoración minimalista, siendo un estilo completamente funcional, cómodo y balanceado, sin dejar de lado la simpleza, elegancia y sencillez. 

¿Por qué no habríamos de amarlo? 

Aquí te dejamos 5 de los elementos básicos que te ayudarán a lograr el look nórdico en la decoración de tu propio hogar.

Luz, esencia primaria

No hay nada más increíble que un gran ventanal que ilumina toda una habitación, y la llena de una sensación de pureza, amplitud, uniformidad y ligereza. Con el estilo nórdico queremos tener esas sensaciones en todos los rincones del hogar, así que es muy importante identificar las fuentes de luz natural, aprovecharlas, e incluso maximizarlas con el uso de lámparas y focos.

Colores claros

Siguiendo la idea anterior, observamos que el color principal de las paredes en la decoración nórdica, es el blanco; seguido por tonos crema, hueso y grises. Sin embargo, si queremos darle un toque de color a alguna pared u objeto, es común encontrar el uso de colores vibrantes como el naranja, azul marino, amarillo o negro; dándole un giro de 180º a cualquier espacio.

Sutileza natural, madera y vegetación

Usualmente el estilo escandinavo nos transporta a la tranquilidad de la vida natural, a sus siluetas y texturas. Esto lo logra mediante el uso de la madera, junto con algunas plantas, ya sea en muebles, pisos o pequeños detalles en objetos y estructuras.

Equilibrio, balance y función

Derivado del minimalismo, en la decoración nórdica se busca conservar la pureza de las formas, mediante el uso de líneas sencillas y rectas. Así mismo intenta mantener un equilibrio y balance en los espacios, sin saturación y dónde predomine el funcionalismo: todos los objetos y muebles deben cumplir con una función específica más allá de sólo verse bien o que llenar algún espacio. Menos es más.

We love textiles <3

El uso de textiles en la decoración es la pieza final para lograr éste estilo; dando ese toque hogareño, cómodo y acogedor a cualquier casa -que nos pone en el mood perfecto para acurrucarnos a leer o disfrutar de un buen café-. Podemos jugar con éste elemento al usarlo en las cortinas, tapetes, y colgarlo en las paredes de nuestro hogar; utilizando distintas texturas, colores y grosores de textiles para darle un toque único a nuestra decoración.

Tenemos los textiles artesanales perfectos para éste estilo, ¡Ve a checarlos!